Salamandra


Salamandra
Es una editorial con varias décadas de recorrido. Su publicación más importante ha sido tarer a España a todos los libros de J.K. Rowling de Harry Potter, pero también tiene otras novelas adultas y juveniles interesante.

La historia de Ediciones Salamandra comienza el año 1989 en Barcelona con la apertura de Emecé Editores España, filial de la prestigiosa editorial argentina Emecé Editores. Fundada por exiliados gallegos en Buenos Aires en 1939 y dirigida durante cincuenta años por Bonifacio del Carril —abogado, analista político y miembro de las Academias de Historia y Bellas Artes de Argentina—, Emecé se había convertido en uno de los sellos de referencia en el mundo de habla castellana, contando en su catálogo con escritores de la talla de Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Albert Camus, Franz Kafka, William Faulkner y Antoine de Saint-Exupéry, por citar sólo unos pocos entre una extensísima lista de nombres ilustres de la literatura universal. Por su parte, con la modestia que imponían las circunstancias económicas del momento, la editorial española se proponía publicar los mejores autores del fondo editorial de la casa madre y, al mismo tiempo, desarrollar una línea de narrativa acorde con los gustos del mercado español.

A partir de 1992, bajo la dirección de Pedro del Carril y Sigrid Kraus, la editorial experimenta un fuerte crecimiento, tanto en cifras de ventas como en estructura, hasta lograr establecerse sólidamente en el panorama de la edición en España. Durante los primeros ocho años, títulos como Diana, su verdadera historia, Los puentes de Madison County, Zona Caliente, La nada cotidiana, El viaje de la reina, Moras y cristianas y Las hijas de Hanna —los últimos cinco, adquiridos ya por la casa española— forman parte de una sucesión de éxitos de venta sin precedentes en una editorial de ese tamaño.

Finalmente, en septiembre de 2000, con motivo de la venta de Emecé Editores al Grupo Planeta, del Carril y Kraus adquieren la totalidad de Emecé España, que a partir de ese momento pasa a denominarse Ediciones Salamandra. Lejos de mermar su ritmo de crecimiento fulgurante, el nuevo nombre da un fuerte impulso a la editorial, que en los años sucesivos vuelve a acertar con otra asombrosa serie de autores que, dentro de la colección de Narrativa, se encaraman con frecuencia en las listas de libros más vendidos.





También Podría Gustarte

0 comentarios